Implementación de estrategias curriculares en la asignatura Propedéutica Clínica y Semiología Médica
RESUMEN
Introducción:

en el orden pedagógico se requiere enfocar los diseños de las carreras de las Ciencias Médicas con mayor pertinencia y sentido integrador e intentar el abordaje de diversas áreas formativas de forma interdisciplinaria y transdisciplinaria, a través de estrategias curriculares que potencien la acción desarrolladora de las disciplinas participantes.

Objetivo:

valorar la implementación de las estrategias curriculares en la asignatura Propedéutica Clínica y Semiología Médica.

Desarrollo:

se desarrolló un estudio sustentado en el método dialéctico materialista, en el marco de la investigación educativa, que viabiliza la ascensión del conocimiento, proceso necesario ante el carácter teórico y práctico de la investigación. Se emplearon métodos teóricos y empíricos. Se reconoce por la totalidad de los docentes, la importancia de la interdisciplinariedad para interactuar desde diversos puntos de vista y para aportar soluciones a un mismo problema. Más de la mitad de los docentes encuestados reclamaron las necesidades de recomendaciones pedagógicas y didácticas para lograr un adecuado diseño de acciones específicas que den cumplimiento a las estrategias curriculares en la asignatura.

Conclusiones:

las estrategias curriculares vinculadas a la carrera de Medicina posibilitan la interdisciplinariedad, caracterizada por una direccionalidad coordinada que responde al perfil de salida del egresado y se materializa mediante las relaciones interdisciplinarias que posibilita la asignatura, al contextualizar las necesidades de aprendizaje desde una perspectiva integradora y una concepción tríadica dinamizada por los principios que guían este proceso.

ABSTRACT
Introduction:

in the pedagogical order, it is necessary to focus on the designs of the subjects in the major of medical sciences with greater pertinence and a sense of integration, and to try to approach diverse formative areas by means of an interdisciplinary and trans-disciplinary method through curricular strategies that strengthen the developmental action of the participating disciplines.

Objective:

to evaluate the implementation of curricular strategies in Clinical Propedeutics and Medical Semiology subjects.

Development:

a study was developed based on the dialectical materialistic method, within the framework of educational research, making possible the increase of knowledge, a necessary process facing the theoretical and practical character of the research; theoretical and empirical methods were applied within the first, the historical-logical, systemic-structural and documentary review and in the second group, the application of a questionnaire by means of a comparison list. All professors recognized the importance of the interdisciplinary characters of the subjects to interact from different points of view and to provide solutions to the same problem. More than the half of professors surveyed demanded the need for pedagogical and didactic recommendations to achieve a satisfactory design of specific actions that comply with curricular strategies in the subjects.

Conclusions:

the curricular strategies linked to medical major make possible an interdisciplinary nature, distinguished by a coordinated direction that responds to the graduates exit profile and it is materialized through the interdisciplinary relationships that the subjects make possible, by contextualizing the learning needs from an integrative perspective and a triadic conception energized by the principles which guide this process.

DeCS:
    • EDUCACIÓN SUPERIOR;
    • ESTRATEGIAS;
    • ENSEÑANZA;
    • APRENDIZAJE;
    • INVESTIGACIÓN INTERDISCIPLINARIA.
MeSH:
    • EDUCATION, HIGHER;
    • STRATEGIES;
    • TEACHING;
    • LEARNING;
    • INTERDISCIPLINARY RESEARCH..

INTRODUCCIÓN

A inicios del siglo XIX, José de la Luz y Caballero, eminente pedagogo cubano, afirmó que “la educación comienza en la cuna y concluye en la tumba”.1 Este aforismo evidencia el carácter continuo del proceso docente educativo, acrecentado en la actualidad dado el progreso social y científico técnico que experimenta la sociedad. Ello exige requisitos cada vez más complejos y multifacéticos al sistema de educación cubano, y en especial a las carreras universitarias.2

Desde una concepción lógica y racional en el orden pedagógico se requiere, por una parte, enfocar los diseños de las carreras con mayor pertinencia y sentido integrador y por otra, intentar el abordaje de diversas áreas formativas de forma interdisciplinaria y transdisciplinaria a través de líneas o estrategias curriculares que potencien la acción desarrolladora de las disciplinas participantes.3

La educación médica tiene la necesidad de organizar el proceso docente educativo, con el objetivo de preparar a un individuo capaz de formarse, como profesional primero y especialista después, en los propios servicios de salud, durante toda su vida laboral activa, que le permita enfrentar nuevas situaciones y problemas que ahora no existen, pero que ocurrirán en el futuro. Y para lograrlo, lo esencial no es la acumulación de conocimientos y habilidades, sino la apropiación de los métodos profesionales de trabajo, en estrecha vinculación con el método científico y los métodos activos y problémicos de enseñanza aprendizaje.4

El desarrollo vertiginoso de las ciencias en los finales del siglo XX e inicios del XXI ha conducido a una sensible diversificación y subespecialización de todas las ciencias, en especial de las Ciencias Médicas y Biológicas y al mismo tiempo a la producción acelerada e intensiva de conocimientos científicos. Como una consecuencia directa a este fenómeno, ha existido una tendencia en muchas universidades del mundo, de incrementar de forma desmedida los contenidos de los planes de estudio y al diseño de nuevas unidades curriculares en un intento por incluir todo lo nuevo en la formación de los profesionales, sin que sea realmente esta, la forma de responder a estos fenómenos.3

Una estrategia, línea o eje curricular en determinada carrera, constituye un abordaje pedagógico del proceso docente que se realiza con el propósito de lograr objetivos generales relacionados con determinados conocimientos, habilidades y modos de actuación profesional que son clave en su formación y que no es posible lograrlos con la debida profundidad, desde la óptica de una sola disciplina o asignatura académica,5) ni siquiera con planes de estudio parcialmente integrados y requieren, por lo tanto, la participación de más de una, a veces todas las unidades curriculares de la carrera.

Precisamente, bajo la influencia de las necesidades sociales se ha perfeccionado el plan de estudio de la carrera de Medicina, lo que incluye la actualización de los programas docentes, cuyo contenido abarca de forma más completa y profunda, los logros de la ciencia moderna.4) No caben dudas de que esta realidad induce a implementar numerosos procesos que evidencien la necesidad de desbordar los límites de las disciplinas formales

De acuerdo con lo anterior, el propósito de la presente investigación es valorar la implementación de las estrategias curriculares en la asignatura Propedéutica Clínica y Semiología Médica.

Para cumplimentar dicho objetivo, se desarrolló un estudio sustentado en el método dialéctico materialista, que, en el marco de la investigación educativa, viabiliza la ascensión del conocimiento, proceso necesario ante el carácter teórico y práctico de la investigación, por lo que se emplearon métodos teóricos y empíricos dentro de los primeros, el histórico-lógico, sistémico-estructural y la revisión documental y en el segundo grupo, el cuestionario mediante una lista de cotejo.

DESARROLLO

De la derivación conceptual a las indicaciones metodológicas en el Plan de Estudios

Como resultado de la revisión bibliográfica acerca del abordaje conceptual del término estrategia en el entorno de la transformación educativa, se pudo constatar que Castellanos Simons D6 lo ha definido como una manera de planificar y dirigir las acciones para alcanzar determinados objetivos, de ahí que sean siempre conscientes, intencionadas y dirigidas a la solución de problemas de la práctica educativa.

Multiplicidad de calificativos se han asociado al término, que reconocen las bondades de la estrategia al calificarla como proyección de la transformación del objeto en la planificación y dirección de acciones; conjunto de acciones secuenciadas e interrelacionadas; proceso de ascenso de la práctica a una construcción teórica mediante un proceso participativo de reflexión y conciencia o como dirección estratégica y filosofía de trabajo proactiva y extrovertida, con amplia participación y compromiso de los trabajadores, que propicia el cambio y la creatividad, donde se reconoce que las actividades que de ella emanen, deben ser conscientes, intencionadas y dirigidas a solucionar problemas prácticos.7

En lo particular, las estrategias curriculares apuntan hacia una formación integral, sustentada en la coordinación, la trans e interdisciplinariedad, el trabajo metodológico y la concepción de ejes o líneas curriculares que desfragmentan los núcleos de conocimiento para trabajarlos de manera progresiva e incrementar el grado de complejidad a lo largo de la carrera.

Debido a ello, el diseño de las mismas debe tener una sistematicidad estructural y funcional, así como una fundamentación metodológica en las relaciones entre lo general y lo particular-singular, que exprese el grado de flexibilidad que se les confiere desde el diseño general centralizado hasta su aplicación en cada centro de educación médica. Así como una estructura metodológica que garantice su funcionamiento.2

De esta forma, la estrategia curricular puede ser conceptualizada como aquella área de la formación profesional que requiere de una participación interdisciplinaria caracterizada por los siguientes aspectos:

  • La fuente de conocimiento es la autogestión del estudiante: papel del estudiante.

  • Es dirigida por la disciplina rectora: papel de la disciplina Medicina General.

  • Los colectivos de año deben jugar un papel coordinador entre disciplinas.8,9

Dada la necesidad de lograr esta relación entre las disciplinas que integran la carrera de Medicina, así como la implementación de contenidos que no están en los programas, pero que son imprescindibles para completar la formación de los futuros profesionales del país, se han diseñado las siguientes estrategias curriculares.10

Estrategia educativa

La satisfacción de esta estrategia consiste en el cumplimiento de los objetivos educativos generales de la asignatura. Para ello los profesores deberán ejercer las siguientes acciones:

Ser ejemplo en el cumplimiento de sus funciones asistenciales, docentes, investigativas y de dirección del proceso docente, así como en su desenvolvimiento en el trabajo sociopolítico y de extensión universitaria.

Aplicar técnicas participativas y de trabajo en grupo que propicien la colaboración entre estudiantes de diferente nivel de aprendizaje.

Mantener la exigencia del cumplimiento de la disciplina del estudiante en cualquier esfera de desempeño en las dimensiones curricular, extensionista y sociopolítica. Se incluyen tanto la satisfacción de las normas de educación formal como del reglamento de los estudiantes de Medicina.

Hacer cumplir el proyecto educativo de cada brigada.

Estrategia investigación e informática médica

Los profesores presentarán temas de investigación para sus estudiantes de manera que se preocupen porque ninguno quede exento de participar en las jornadas científico estudiantiles, independientemente de que el tutor pertenezca a otra asignatura o disciplina. Ello se tomará en cuenta en la evaluación de la asignatura.

El tipo de investigación puede ser variable pero debe asegurarse el nivel de autoría del estudiante, el abordaje de síntomas, signos y condiciones de riesgo. La selección del tema debe atender con prioridad los problemas de salud del adulto más destacados en el Análisis de la Situación de Salud del policlínico, el hospital o municipio.

Estrategia dominio del idioma inglés

Se considerará en la primera reunión del comité de año dos niveles de interacción de la asignatura Inglés y Propedéutica Clínica durante el quinto semestre, a saber:

Nivel de interacción inferior: se limita a propiciar la revisión de literatura de lengua inglesa para la preparación de revisiones bibliográficas y las investigaciones de la jornada científico estudiantil.

Nivel de interacción superior: de ser factible en aquellos escenarios donde existan las condiciones de tiempo y personal se realizarán entrevistas médicas y examen físico a pacientes o compañeros de estudio cuya lengua materna sea el inglés. Además, se coordinarán con los profesores de Inglés la realización de otras actividades docentes conjuntas, siempre y cuando no se reste tiempo al cumplimiento de los objetivos más importante de la asignatura.

Estrategia salud pública y formación ambiental

Se hará referencia a los determinantes socioambientales de la aparición de los problemas de salud expresados en forma de síndromes en esta asignatura.

El abordaje de las acciones de promoción de un estilo de vida saludable es parte del contenido a evaluar. Esto supone que tanto en la etapa de orientación del estudio, como en la educación en el trabajo los docentes trabajen con esta concepción de manera que el estudiante la incorpore a su modo de actuación. La promoción y prevención son parte del examen práctico del estudiante.

Estrategia Medicina Natural y Tradicional (MNT) la carrera de Medicina

En cada tema se hará referencia a los recursos diagnósticos procedentes de la MTN siempre que existan evidencias científicas que fundamenten su recomendación. Si el fundamento solo es apoyado por tradiciones solo se recomendará su utilización en condiciones de carencia de recursos probadamente más eficaces. Según las posibilidades prácticas de profesores y especialistas MNT, integrarlos a las actividades de educación en el trabajo de manera que puedan incorporar experiencias de aprendizaje significativas.

Estrategia de formación pedagógica.

El profesor debe lograr conciencia en el estudiante de que su formación como docente es parte de su perfil de egresado y la importancia que adquieran recursos para influir positivamente en la educación de pacientes, colegas y su autoformación. Las acciones del profesor para dar salida a esta estrategia implican las siguientes actividades de los estudiantes:

  • Aplicar los conocimientos sobre comunicación que les aportó la Medicina General Integral, la Psicología y la Propedéutica, en acciones específicas de promoción y prevención de sus pacientes.

  • Aplicar los conocimientos del manejo de las tecnologías de la informática y la comunicación en tareas docentes e investigativas.

  • Demostrar en las clases prácticas y educación en el trabajo a sus compañeros y profesores cómo se ejecutan las habilidades propias de la asignatura.

  • Explicar en el seno de actividades grupales contenidos de dominio parcial por su colectivo.

  • Aplicar las técnicas de educación para la salud ante grupos de enfermos.

  • Interpretar los argumentos de sus profesores en las tomas de decisiones docentes incluidas sus propias evaluaciones.

  • Dirigir una actividad de educación en el trabajo bajo la supervisión del profesor.

  • Participar en técnicas de trabajo en grupo en actividades docentes.

  • Demostrar cómo se conduce una discusión grupal en alguna forma de organización de la enseñanza.

  • El profesor deberá tomar en cuenta la participación de los estudiantes en estas actividades como parte de su evaluación.

Para asumir de manera consciente el trabajo interdisciplinario, ha de tenerse en cuenta que la estructura general del Macro Currículo crea la base para el Meso Currículo que responde a los niveles curriculares, al diseño del bloque, año, semestre y a las áreas de formación (disciplinar o interdisciplinar) que dan un sustento horizontal y vertical a la función curricular en relación con el macro y el micro currículo para garantizar la tarea inter y transdisciplinaria del mismo.8

Situación actual del proceso de implementación de estrategias curriculares en la asignatura Propedéutica Clínica y Semiología Médica

La interdisciplinariedad constituye un tema de análisis que se polemiza en el ámbito de la preparación de los profesores de Medicina, no solo en referencia a la interrelación de contenidos, sino también de metodologías, y por encima de estas aproximaciones, a un modo de trabajar, una realidad que considera todas las disciplinas de la carrera como colaboradoras para la comprensión de una única y compleja realidad educativa, la formación integral del estudiante.11

La perspectiva de derivación y análisis conceptual y la revisión de los documentos normativos sobre las estrategias curriculares en el plan de Estudios de la carrera de Medicina, posibilitó diagnosticar la situación actual del proceso de implementación de estrategias curriculares en la asignatura Propedéutica Clínica y Semiología Médica y para ello se realizó una lista de control o cotejo a los docentes que conforman el colectivo de asignatura en cuestión, en total 30 con los siguientes aspectos:

  • Exprese sus puntos de vista acerca de lo que considera es el trabajo interdisciplinario en la asignatura.

  • Escriba un comentario sobre lo que considera más importante según sus propios dilemas y desafíos con respecto al diseño de acciones interdisciplinarias en la asignatura.

  • Reflexione sobre la utilidad que pueden tener para su desempeño docente las estrategias curriculares.

De manera general, se reconoce por la totalidad de los docentes la importancia de la interdisciplinariedad para interactuar desde diversos puntos de vista y para aportar soluciones a un mismo problema. Se valora, además, la relación del trabajo interdisciplinario para mejorar las condiciones de salud de su paciente o de una comunidad, y la necesidad de fortalecer este trabajo desde la enseñanza de pregrado a través de la realización de actividades académicas donde participan estudiantes y docentes de diferentes disciplinas.

Coinciden además en que trabajar con las estrategias curricular permite no solo mejorar el aprendizaje de aspectos científicos relacionados con la disciplina médica, sino que motiva comportamientos y conductas necesarias en el futuro ejercicio profesional, tales como el liderazgo, la capacidad de comunicación efectiva y el razonamiento crítico y analítico.

De manera particular, el 64 % (19) de los docentes reclaman las necesidades de recomendaciones pedagógicas y didácticas para lograr un adecuado diseño de acciones específicas que den cumplimiento a las estrategias curriculares en la asignatura.

Integración de las acciones metodológica para el proceso de implementación de estrategias curriculares en la asignatura Propedéutica Clínica y Semiología Médica. Discusión de resultados

La interdisciplinariedad constituye el núcleo para el tratamiento e implementación de las estrategias curriculares. Se requiere un enfoque sistémico e integrado, donde el docente transite por el conocimiento que concibe la estrategia desde la perspectiva de planificar y dirigir las acciones conscientes, intencionadas, secuenciadas e interrelacionadas y dirigidas a solucionar problemas prácticos.

El trabajo metodológico y la concepción de ejes o líneas curriculares que desfragmentan los núcleos de conocimiento, para trabajarlos de manera progresiva e incrementar el grado de complejidad a lo largo de la carrera, debe analizarse de forma exhaustiva contextualizándolas a las necesidades de aprendizaje de la asignatura, ello debe constituir la vía de implementación de dichas estrategias.

Dentro del sistema de principios del proceso de implementación de estrategias curriculares en la asignatura Propedéutica Clínica y Semiología Médica, se encuentran la integración del conocimiento y abordajes multilaterales e integrados de los problemas y objetos complejos (salud, medio ambiente, etc.) que requieren la construcción de imágenes cognoscitivas también complejas; el trabajo en equipo y mentalidad y disposición adecuadas por parte de los profesionales y la supresión de barreras y fecundación mutua de métodos, prácticas y saberes.

En la asignatura Propedéutica Clínica y Semiología Médica la contextualización de las necesidades de aprendizaje después del análisis de las estrategias curriculares, se concreta en las siguientes indicaciones generales:

-Para los trastornos genéticos debe prestarse atención en cada tema a los factores de ese orden que influyen en el origen de los diferentes síndromes, su interacción con factores ambientales, la representación del árbol genealógico y los signos dismórficos.

-En relación con el envejecimiento se deben manejar en cada tema las particularidades que impone el envejecimiento a la entrevista médica, al examen físico y a la expresión sindrómica.

-El cáncer requiere énfasis dado su relevancia incrementada como problema de salud en el país y a nivel mundial. En particular, las disponibilidades de recursos para la prevención y el diagnóstico precoz de los tumores más frecuentes según edad y sexo.

Las adicciones deben manejarse en relación con los signos que sugieren la existencia de consumo de drogas ilegales y el impacto del tabaquismo y el alcoholismo sobre la salud.

La relación núcleo-contextualización a las necesidades de aprendizaje de la asignatura -vía de implementación-sistema de principios -indicaciones generales que se ha significado desde el estudio realizado, se modela con una concepción triádica dinamizada por los principios que guía este proceso. (Fig. 1)

Relaciones que se establecen en el proceso de implementación de las estrategias curriculares para el trabajo en la asignatura de Propedéutica Clínica y Semiología Médica.

CONCLUSIONES

Como una forma particular de desarrollar el proceso de enseñanza-aprendizaje en la asignatura Propedéutica Clínica y Semiología Médica, se encuentra la estrategia curricular, caracterizada por una direccionalidad altamente coordinada que responde al perfil de salida del egresado y se materializa mediante las relaciones interdisciplinarias que posibilita la asignatura, al contextualizar las necesidades de aprendizaje desde una perspectiva integradora y una concepción tríadica dinamizada por los principios que guían este proceso. En el proceso de implementación de estrategias curriculares en la asignatura Propedéutica Clínica y Semiología Médica, se definen como principios articuladores la integración del conocimiento y abordajes multilaterales e integrados de los problemas y objetos complejos (salud, medio ambiente, etc.) que requieren la construcción de imágenes cognoscitivas también complejas; el trabajo en equipo y mentalidad y disposición adecuadas por parte de los profesionales y la supresión de barreras y fecundación mutua de métodos, prácticas y saberes. Las estrategias curriculares constituyen herramientas pedagógicas a tener en cuenta para el incremento de la pertinencia y la calidad en los procesos de formación de competencias profesionales y de valores, en los educandos y su implementación debe estar guiada mediante el trabajo metodológico que posibilita orientar la implementación de acciones para la concepción de ejes o líneas curriculares.

Dada esta particularidad, en la misma se imbrican de manera creciente los contenidos y diversos métodos teóricos y prácticos de las unidades curriculares correspondientes al plan de estudio, lo que contribuye a la formación de un profesional competente.

La propia concepción de la estrategia no es suficiente para garantizar su propósito dentro del diseño de la carrera, por lo que se hace necesaria una estructura metodológica que garantice, a todos los niveles, el funcionamiento de esta forma particular de desarrollar el proceso de enseñanza-aprendizaje mediante las decisiones e indicaciones generales que hacen posible la implementación de la interdisciplinariedad desde una contextualización que delimite las acciones conscientes, intencionadas, secuenciadas e interrelacionadas

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Historial:
  • » Recibido: 30/07/2019
  • » Aceptado: 21/10/2019


Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.