Portada

La relación médico-paciente, premisa para la calidad

La necesidad de compartir experiencias entre los profesionales constituye un importante y obligado deber ético. Si con este legado además del desempeño, podemos contribuir a la calidad de sus prestaciones, estaremos cumpliendo con uno de los propósitos de nuestra gestión personal y profesional. Con ese propósito, aprovecho el amplio acceso que brinda nuestra Revista para pronunciarme una vez más, en la convocatoria a la revitalización del método clínico.

El método clínico ha entrado en crisis, en mayor o menor grado no sólo en nuestro país sino en la medicina en el mundo, motivado fundamentalmente por el impetuoso avance de la tecnología de avanzada que, sin lugar a dudas, tanto ha aportado al conocimiento y diagnóstico de las enfermedades.

Una tendencia cada vez mayor a su sobreutilización irracional, poco juiciosa, violentando la secuencia del método clínico, que es el método científico para la solución del problema de salud del individuo y llegar a un diagnóstico de su enfermedad para la aplicación de la terapéutica adecuada.

Rafael Garcia Portela.
Profesor de Mérito, Consultante y Titular.
Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río.